hello

El ciclismo y los negocios: dos actividades que tienen puntos en común

SOCIAL
16/08/2019
167

Un camino difícil, lleno de ascensos, momentos llanos, bajadas y trabajo duro y constante son las características que comparten el ciclismo y los negocios. Los empresarios y corredores profesionales que han tenido éxito en sus carreras y las han culminado con grandes triunfos, saben que estos son los factores que les permiten sobresalir y ser ejemplo de esfuerzo. 

 

 

Cuando un empresario inicia su negocio, las expectativas, sueños y metas de crecimiento son los principales impulsos que generan acciones y estrategias para materializar un proyecto. Lo mismo sucede con los ciclistas, que desde temprana edad empiezan sus entrenamientos con dedicación, con el sueño de alcanzar la gloria y conquistar las grandes competencias internacionales. 

 

Al principio todo son sueños,  y es con el paso del tiempo y el afrontando obstáculos lo que los llevan a descubrir la realidad: que tanto en el mundo empresarial, como en el de aficionados al deporte, no todo puede ser gloria y osadía; tampoco lo es cuánto entrenan ni la motivación con la que empiezan. Son mundos de derrotas, esfuerzos agotadores y dopaje. 

 

Un emprendedor es aquel que día y noche lucha por materializar sus ideas en un negocio rentable, que se encarga de construir una marca  siguiendo los reglamentos de su país, que además se convierte en el líder de un equipo que trabaja para sacar adelante un proyecto, que maneja cuentas, proveedores, distribuidores, pago de impuestos y que gestiona cada área de su empresa.

 

Un ciclista es aquel que por años no deja de aprender todos los días, de entrenar durante horas y recorrer un sin fin de kilómetros. Deben trabajar en entrenamientos específicos para pulir su técnica, realizar prácticas constantes con un buen grupo de entrenamiento –muy pocas veces corre solo–, y, además, deben lidiar con patrocinadores, adversarios y organizaciones deportivas.

 

Así como el deporte tiene muchas facetas, donde la categoría reconocida es solamente la profesional, en la que participan unos pocos; es similar el tener una gran empresa, un objetivo al que no llegan muchos. En Colombia, solo cuatro de cada diez emprendimientos sobreviven a la etapa de posicionamiento en el mercado, es decir que el 60% de las empresas emergentes quiebran antes de cumplir los cinco años, de acuerdo a Confecámaras. 

 

Y es que crear empresa –por lo menos en Colombia– no es nada fácil, al igual que sobresalir en el ciclismo internacional.       

 

   

Hombre de negocios andando en bicicleta

 

El dopaje, presente en los dos mundos 

 

El dopaje es eso que no les permite a los ciclistas conseguir victorias, pero que si los impulsa a acabar las etapas y a tener la energía que falta para terminar la competencia. Así mismo es en los negocios, la falta de ética puede llevar a sacar buenas tajadas con tratos ilícitos, pero al final de cuantas, es lo que termina perjudicando a las empresas. 

 

Esto lo ha vivido en carne propia Efrén Cardona, quien en su juventud fue ciclista, pero ahora es empresario destacado y gerente de Mundial de Tornillos. Para él, el deporte fue lo que le enseñó constancia, responsabilidad y dedicación; características que le han permitido sobresalir en el mundo de los negocios y convertirse en el industrial exitoso que es hoy. Así como en su carrera de ciclista, con la empresa ha tenido que lidiar con un largo camino lleno de tropiezos, competencia desleal y declives de la economía colombiana. Él ha sido testigo de  los competidores desleales que traen productos de contrabando o que pagan comisiones –el dopaje de los negocios– a los representantes de venta para obtener negocios. 

 

A pesar de que la falta de dopaje puede poner en desventaja a quién no lo utiliza, el orgullo por alcanzar la gloria en los negocios y en el ciclismo viene de haber forjado una carrera  compañía con bases éticas, juego limpio, transparencia y 100% legal. Por eso, como dice Efrén: “más vale llegar a ser que haber nacido siendo”. Esta frase resume el difícil camino que tienen que recorrer tanto ciclistas profesionales como empresarios para alcanzar el éxito en sus oficios. No nacen con las competencias y habilidades que los hacen destacar, sino que las adquieren durante el trayecto hacia la meta.  

 

 Leer más:

 

 

 

+ LEIDO