INDICADORES ECONÓMICOS

ACCIONES

18/09/2021

$ 3.828,18

+$ 10,02

+0,26 %

Fuente:

Superfinanciera

17/09/2021

$ 2.566

-$ 49

-1,87 %

17/09/2021

$ 23,50

+$ 1,98

+9,20 %

17/09/2021

$ 56

-$ 4

-6,67 %

BVC

US$ 71,92

-US$ 0,69

-0,95 %

17/09/2021

US$ 75,31

-US$ 0,35

-0,46 %

Inicio
/
Economía
/
Indicador financiero: autonomía

Indicador Financiero: Autonomía

ECONOMÍA
29/07/2021
247

gráfica de inversiones en una empresa

Tener un equilibrio de la autonomía financiera es conocer el estado de las finanzas de la empresa, esto para antes de hacer una inversión. Básicamente es una forma de garantizar que un negocio podría marchar bien. 

 

Este indicador ayuda a decidir el futuro económico de las empresas y también el de la familia calculando los ingresos y gastos que se generan. Por lo tanto, para ampliarle más el panorama de este concepto lo invitamos a que siga leyendo. 

 

¿Qué es la autonomía financiera?

 

Es una manera de medir la capacidad de una empresa o economía doméstica para la financiación. Esta se formula a través de los fondos propios y el pasivo total, es decir que debe existir una relación entre el capital propio y la suma de los capitales permanentes, además hace referencia también a los préstamos y créditos pendientes a mediano y a largo plazo.

 

Antes que nada, es importante desglosar los términos que conlleva su cálculo para entender su fórmula.

 

• Patrimonio o capital propio: es el conjunto de aportes que hacen los socios y constituyen sus recursos propios, las reservas acumuladas y los beneficios que no se han distribuido sea en la empresa o en el hogar. En el caso de las compañías, si la asociación se disuelve, se debe hacer la devolución correspondiente.

 

• Capitales permanentes: son los recursos financieros propios más los créditos a largo plazo. Se denominan así porque se mantienen a disposición de la compañía por un periodo largo de tiempo.

 

¿Cómo se calcula?

 

Su fórmula es simple, deben dividirse los capitales propios entre los capitales permanentes, esto para conocer los activos que está usando la empresa:

 

Ratio de autonomía financiera = Capitales Propios / Capitales Permanentes

 

Hay que tener en cuenta que los resultados que arroje es para visualizar la gestión de sus operaciones y si está siendo rentable o no. Además, indica el límite que tiene la compañía de financiación externa. 

 

Mientras mayor ratio haya, más autonomía tiene la empresa. Esto significa que existirán amplias posibilidades de sobrevivir a las situaciones de incertidumbre.

 

¿Cómo se interpreta?

 

Se entiende que una empresa tiene una buena autonomía financiera cuando más de la mitad de los recursos provienen de sus propios fondos. El número mínimo de este indicador debe ser 0,8 o superior, por lo general, uno entre 0,7 y 1,5 suele ser lo más usual y de valor más propenso y positivo para la compañía.

 

Dicho esto, por un lado la empresa tendría liquidez y recursos para afrontar situaciones complejas. Ahora, no habrían endeudamientos muy grandes, lo que significa que la compañía tiene una buena autonomía financiera y en caso de invertir o tener inconvenientes serían más fáciles de manejar. Por lo tanto, tener este indicador elevado, representa un signo de fortaleza y estabilidad. 

 

Ejemplo de la autonomía financiera

 

Nos encontramos con una empresa cuyo fondos propios en total ascienden a 6’984.566 pesos. Su deuda total asciende a 8’000.000 pesos. Esto significa que sus fondos propios lo dividimos entre su deuda, es decir, sus pasivos, obtenemos el grado de autonomía financiera 0,87.

 

Importancia de la autonomía financiera

 

Es clave el nivel de independencia financiera de una empresa a la hora de evaluar la capacidad que tiene para tomar decisiones, y no se habla solo de ella, también de las personas, según sus ingresos, gastos y endeudamiento. 

 

Contar con la autonomía financiera determina cómo solucionar los problemas de la compañía mediante sus recursos para hacer frente a sus obligaciones. No se puede definir un porcentaje o ratio que se considere idóneo, pues existen muchas variables que afectan a las empresas. Es por esto que, debe tenerse presente que este indicador financiero se relaciona con el índice de endeudamiento para determinar los riesgos organizacionales que hay.

 

Tanto los ratios financieros como económicos resultan de suma importancia para analizar la viabilidad de un negocio, por eso, muchos se relacionan entre sí para que las compañías alcancen los mejores resultados. 

 

Sabiendo esto, es imprescindible que conozca la autonomía financiera y su capacidad de endeudamiento porque así puede equilibrar su economía organizacional.

 

¿Esta información fue de su interés? Lo invitamos a que se suscriba a nuestro blog de noticias actuales sobre finanzas empresariales y que se entere de lo que está sucediendo en este campo.

+ LEIDO