DÓLAR TRM

$ 3.632,92

-$ 16,98

-0,47 %

COLCAP

1.270,61

+22,67

+1,82 %

PETRÓLEO WTI

US$ 44,83

US$ 1,92

+4,47 %

CAFÉ COLOMBIAN MILDS

US$ 1,64

-US$ 0,00

-0,02 %

ORO COMPRA BANCO DE LA REPÚBLICA

$ 197.742,33

-$ 4.756,79

-2,35 %

TASA DE USURA CRÉDITO CONSUMO

26,76 %

-0,38 %

-1,40 %

DTF

1,97 %

-0,01 %

-0,51 %

UVR

$ 275,39

-$ 0,01

0,00 %

¿Qué es la Industria 4.0 y cómo es su entorno?

INNOVACIÓN
18/10/2019
196

Industria 4.0 innovación para los nuevos mercados

Desde teléfonos hasta casas inteligentes, la tecnología ha desempeñado un papel importante en el avance de la mayoría de las áreas de nuestra vida cotidiana, pero también está transformando el mundo de la industria. La combinación gradual de la fabricación tradicional y las prácticas industriales con el mundo cada vez más tecnológico se ha etiquetado como la Industria 4.0.

 

La primera revolución industrial vio a Gran Bretaña pasar de la agricultura a la producción industrial en el siglo XIX. La segunda, abarcó el período comprendido entre la década de 1850 y la Primera Guerra Mundial y comenzó con la introducción del acero, que culminó con la electrificación de las fábricas y las primeras muestras de producción en masa. Finalmente, la tercera revolución industrial se refiere al cambio de tecnología analógica, mecánica y electrónica a tecnología digital que tuvo lugar desde finales de los años cincuenta hasta finales de los setenta.

 

La cuarta es, entonces, el movimiento hacia la digitalización. Esto incluye el uso de implementación a gran escala de técnicas M2M (Machine to Machine) y del Internet de las cosas (IoT) para ayudar a los fabricantes y consumidores a proporcionar una mayor automatización, una mejor comunicación y monitoreo, junto con un autodiagnóstico preciso y nuevos niveles de análisis superiores para proporcionar un futuro altamente productivo.

 

Está impulsada por cuatro grupos de tecnologías disruptivas:

 

• Datos, potencia computacional y conectividad.

 

• Analítica e inteligencia artificial.

 

• Interacción hombre-máquina, es decir, interfaces táctiles y realidad aumentada.

 

• Conversión digital a física, es decir, robótica avanzada e impresión 3D.

 

Esto nos da a entender que la Industria 4.0 utilizará Internet de las cosas y sistemas ciberfísicos, como sensores que tienen la capacidad de recopilar datos que pueden ser utilizados por fabricantes y productores. En segundo lugar, los avances en big data y analítica poderosa permiten que los sistemas puedan rastrear y producir información a través de los enormes conjuntos de datos, además le permite actuar rápidamente sobre esta. En tercer lugar, la infraestructura de comunicaciones que respalda estos sistemas es lo suficientemente segura como para ser utilizada por las más grandes y sensibles industrias.

 

Estas fábricas inteligentes, que estarán en el corazón de la Industria 4.0, incorporarán la tecnología de la información y la comunicación para una evolución en la cadena de suministro y la línea de producción que brinda un nivel mucho más alto de automatización y digitalización. Significa máquinas que utilizan la autooptimización, la autoconfiguración e incluso, la inteligencia artificial para completar tareas complejas con el fin de ofrecer una rentabilidad muy superior y bienes o servicios de mejor calidad.

 

Lo que se necesita para ser 4.0

 

En este sentido, para que una empresa de fabricación se considere Industria 4.0, debe incluir:

 

• Interoperabilidad: tener máquinas, dispositivos, sensores y personas que se conectan y comunican entre sí.

 

• Transparencia de la información: disponer de sistemas que creen una copia virtual de cosas físicas a través de los datos del sensor para poner la información en contexto.

 

• Asistencia técnica: tener sistemas con la capacidad de ayudar a las personas en la toma de decisiones y la resolución de problemas y así poder ayudar a las personas con tareas que son demasiado difíciles o inseguras para los humanos.

 

• Toma de decisiones descentralizada: tener sistemas ciberfísicos (es decir, red inteligente, sistemas automotrices autónomos, monitoreo médico, sistemas de control de procesos, sistemas robóticos, etc.) con la capacidad de tomar decisiones simples y ser lo más autónomo posible.

 

Aunque existen muchos fabricantes que siguen negando la Industria 4.0 y su impacto en sus negocios, o tienen dificultades para encontrar el talento o el conocimiento para conocer las mejores formas de adoptarlo, muchos otros ya están implementando cambios y preparándose para un futuro donde las máquinas inteligentes mejorarán sus negocios.

 

La cuarta revolución industrial ya ha llegado a diversos sectores como las empresas de tecnología, la moda, automotriz, hasta los fabricantes de maquinaria y desarrollo de herramientas eléctricas que ven en la transformación digital la forma de generar eficiencia y nuevos modelos de ingresos. La compañía John Deere es ejemplo de ello, evolucionando a la venta de maquinaría innovadora para los agricultores; así como la empresa alemana Bosch, que lanzó modelos de herramientas eléctricas que se conectan a los teléfonos inteligentes a través de bluetooth.   

 

Esta es la evidencia de lo que menciona Efrén Cardona en su página: en la era de la cuarta revolución industrial... la innovación ya no es un plus para las empresas, sino una necesidad para ser competitivo. De hecho, la industria 4.0 todavía está evolucionando, y es posible que no conozcamos su implementación completa por un tiempo. Sin embargo, las empresas que están adoptando las tecnologías entienden el potencial de la Industria 4.0 y quieren aprovecharlo.

 

 

Leer más:

 

¿Por qué capacitar a su equipo para trabajos especiales?

• ¿Como evitar los riesgos laborales en la empresa?

• Qué ofrece un servicio especializado en trabajos verticales

 

 

 

+ LEIDO