INDICADORES ECONÓMICOS

ACCIONES

23/05/2024

$ 3.829,59

+$ 14,65

+0,38 %

Fuente:

Superfinanciera

22/05/2024

$ 34.600

-$ 1.000

-2,81 %

22/05/2024

$ 17,90

+$ 0,20

+1,13 %

22/05/2024

$ 2,86

-$ 0,24

-7,74 %

BVC

US$ 77,34

-US$ 1,92

-2,42 %

22/05/2024

US$ 81,69

-US$ 1,12

-1,35 %

Inicio
/
/
Préstamos hipotecarios y créditos de libranza: beneficios que otorgan cada uno en la compra de vivienda

Préstamos hipotecarios y créditos de libranza: beneficios que otorgan cada uno en la compra de vivienda

31/10/2023
103

Créditos de libranza

La compra de una vivienda es un paso importante en la vida de muchas personas, ya que es un sueño que tal vez por años han anhelado. Sin embargo, la mayoría de las veces, esto implica recurrir a alguna forma de financiamiento para hacer realidad esa meta, pues en la mayoría de ocasiones no se tienen los recursos completos necesarios para la adquisición de un inmueble. Para este fin, existen dos opciones comunes: los préstamos hipotecarios y los créditos de libranza; ambas alternativas ofrecen beneficios distintos que vale la pena considerar antes de tomar una decisión. 

 

En este sentido, en el siguiente artículo te compartiremos la información óptima para que conozcas en qué consisten los préstamos hipotecarios y los créditos de libranza. Así tendrás más claridad de cómo funcionan y por qué son indispensables para dar un paso adelante en la compra de vivienda. ¿Te interesaría saber más? ¡Continúa leyendo para descubrir los detalles al respecto!

 

¿Qué son los préstamos hipotecarios?

 

Un préstamo hipotecario es utilizado específicamente para la compra de una vivienda. En este caso, el inmueble actúa como garantía o respaldo para el préstamo. El prestamista proporciona una cantidad de dinero que la persona usará para adquirir la propiedad deseada y se compromete a realizar pagos mensuales durante un período de tiempo acordado, que suele ser a largo plazo, generalmente de 15 a 30 años.

 

El préstamo hipotecario se basa en un contrato legal entre el prestamista y la persona interesada, en el cual se establecen los términos y condiciones del préstamo; incluyendo el monto prestado, la tasa de interés, el plazo de amortización y las obligaciones y derechos de ambas partes. A medida que la persona realiza los pagos mensuales, el préstamo se va amortizando gradualmente; es decir, se va reduciendo la deuda pendiente y la persona va adquiriendo más propiedad sobre la vivienda. En caso de incumplimiento en los pagos, el prestamista tiene el derecho de ejecutar la garantía hipotecaria y tomar posesión del inmueble para recuperar la deuda.

 

¿Qué son los créditos de libranza?

 

Los créditos de libranza, también conocidos como préstamos con descuento por nómina, son una forma de financiamiento en la cual las cuotas del préstamo se descuentan directamente del salario o pensión de la persona. En este tipo de crédito, no se requiere una garantía hipotecaria como respaldo, ya que la fuente de pago está vinculada a los ingresos regulares de la persona.

 

El crédito de libranza ofrece ciertas ventajas, como una mayor facilidad y comodidad en los pagos, puesto que no es necesario preocuparse por realizar transferencias o pagos manuales. Además, el hecho de que el pago se haga a través del descuento directo en la nómina o pensión puede brindar mayor seguridad tanto para la persona como para el prestamista, ya que se reduce el riesgo de impago.

 

Beneficios de los préstamos hipotecarios y créditos de libranza

 

Préstamos hipotecarios 

 

- Tasas de interés más bajas: los préstamos hipotecarios suelen ofrecer tasas de interés más bajas, esto se debe a que el préstamo está respaldado por la garantía hipotecaria.

  

- Plazos de pago más largos: este tipo de préstamos suelen tener plazos de amortización más largos, lo cual permite distribuir el pago de la vivienda a lo largo de un período extendido, generalmente de 15 a 30 años. 

 

- Posibilidad de deducción de impuestos: los intereses pagados en un préstamo hipotecario pueden ser deducibles de impuestos. Esto significa que las personas pueden recibir beneficios fiscales al reducir su carga tributaria.  

 

Créditos de libranza 

 

- Proceso de aprobación más rápido: estos créditos suelen tener un proceso de aprobación más rápido, dado que la fuente de pago está vinculada directamente a los ingresos de la persona y no se requiere una evaluación detallada de la propiedad. Esto puede ser beneficioso para aquellos que necesitan una respuesta rápida para sus necesidades de financiamiento. 

 

- Flexibilidad en el uso del crédito: los préstamos por libranza no solo pueden utilizarse para la compra de vivienda. También para diversos fines, como la mejoras en el hogar, mobiliario, entre otros. Esta flexibilidad brinda libertad a la persona para destinar los fondos según sus necesidades prioritarias. 

 

- No se requiere garantía hipotecaria: en los créditos de libranza, no se exige una garantía hipotecaria como respaldo del préstamo. Esto significa que la persona no pone en riesgo su vivienda en caso de incumplimiento de pago. Este aspecto puede ser especialmente beneficioso para aquellos que desean evitar comprometer su propiedad como garantía, brindando mayor tranquilidad y seguridad financiera. 

 

Aunque estas dos opciones suenan prometedoras, en el caso del crédito de libranza, es una opción que le facilitará la vida a las personas que quieran comprar su vivienda pagando parte de la cuota inicial, o en el caso de que busquen alguna remodelación, adecuación o mobiliario.

 

De hecho, en la actualidad entidades financieras en Colombia como Bayport, otorgan este tipo de préstamos para cumplir el sueño de todas esas personas que buscan tener casa propia, realizarle un arreglo o comprarle mobiliario. Es una empresa que por años se ha destacado por brindar soluciones financieras para que los ciudadanos logren sus metas. Inclusive, sin importar que tengan una marcación negativa o no cuenten con experiencia crediticia, ofrece la oportunidad de realizar la solicitud en línea y con asesoría personalizada, de esa manera serán acompañadas en todo el proceso.